martes, 31 de enero de 2012

JORGE MOLIST.- Prométeme que serás libre.

Joan no se arrepintió de contratar a los florentinos. Giorgo era un buen conocedor del negocio, y dominaba latín y griego. En cuanto a Niccolò, fue educado para embajador de la república de Florencia y tenía una sólida formación en gramática, retórica y latín.  Pero no había transcurrido un año desde su ingreso en la administración del gobierno cuando estalló la revolución de Savonarola, a la que se opuso, viéndose obligado a huir con la derrota de los indignados a manos de los llorones.

Giorgio y Niccolò se sumaron de forma entusiasta a la empresa de Joan . ...Juntos luchaban contra el fanatismo de Savonarola y sus llorones que llenaban de tinieblas la antaño brillante Florencia.

 La cultura era la luz; el fanatismo , la oscuridad.

Para Joan la librería no era solo la realización de su sueño de adolescente.  Era su venganza contra todos los que perseguían el saber y los libros, ya fuera la Inquisición en España o los llorones de Savonarola en Florencia.   .... Escribió:  "En nombre de la libertad y de la luz del saber, en contra de todas las inquisiciones, haremos que los libros sobrevivan. Por cada libro que queme Savonarola, imprimiremos diez".

No hay comentarios:

Publicar un comentario