domingo, 10 de marzo de 2013

KATE MORTON.- Las horas distantes



Herbert es su nombre de pila-  es mi jefe ; es también mi mentor, mi defensor y mi mejor amigo. No tengo muchos. En todo caso, no de los que viven y respiran. Y no pretendo parecer triste y solitaria; simplemente no pertenezco a la clase de personas que acumulan amigos o disfrutan de las multitudes. Soy buena con las palabras, pero no las habladas, a menudo pienso que sería una maravilla relacionarme solo  a través del papel. Y supongo que, en cierto modo es lo que hago, porque tengo cientos de amigos de esa otra clase, que habitan entre portadas, en gloriosas páginas impresas, en historias que siempre se desarrollan  de la misma manera  y nunca pierden la alegría, que me cogen de la mano y me conducen a través de mundos  de extraordinario terror y placer entusiasta. Compañeros apasionantes, dignos, fiables - algunos cargados de sabios consejos-...

Con un estilo cautivador y una elegante manera de narrar que nos remite a Dickens, las hermanas Brönte y Jane Austen, Kate Morton da una vuelta de tuerca a la novela clásica victoriana para sumergirnos en una trama absorbente y componer un puzle tan hermoso como brillante.  "María Dueñas "


No hay comentarios:

Publicar un comentario