lunes, 14 de julio de 2014

JESÚS SÁNCHEZ ADALIZ.- El camino mozárabe.

Un relato absolutamente magistral por uno de los maestros indiscutibles de la novela española, Jesús Sánchez Adalid. Doce años después de publicarse El mozárabe, Jesús Sánchez Adalid vuelve a transportarnos al maravilloso y subyugante escenario del siglo X de la mano de personajes inolvidables. 
Si te hechizó "El mozárabe" volverán a disfrutar en estas páginas con legendarios episodios, como la épica batalla de Simancas, donde Abderramán III perdió su preciado ejemplar del Corán; la peligrosa misión llevada a cabo por la reina Goto, viuda del último rey de Gallaecia, para rescatar las reliquias de san Paio, que reposan en tierra infiel, algo que muchos intentaron antes y ninguno logró; o la delicada tarea de las embajadas enviadas por Abderramán III y el rey Radamiro, las cuales se cruzan en la vieja ruta hispana, presa de guerras y batallas desde tiempos inmemoriales. 
Poder, prestigio, intrigas y anhelos de paz se encuentran en una espléndida novela que rescata los olores y aromas de la maravillosa Córdoba del califato, nos pasea por la bucólica Galicia y nos aproxima de manera sencilla y a la vez apasionante a una época crucial de nuestra historia. Todo ello en torno a la vía que unió Norte y Sur, - Al ándalus y el mítico «Fin de la tierra»,- donde se encuentra el sepulcro de Santiago, conocida hoy como «Camino Mozárabe»


RETAZOS:

"En los desvanecidos tiempos de la incertidumbre un camino recorre la tierra agostada y triste; una via de esperanza se abre en el mundo para el caminante que busca el consuelo... porque aquí todos estamos de paso, todos somos peregrinos".

Crónica de Justo Hebencio Siglo X
- Demasiado ayuno y demasiada penitencia. Cuando la verdadera virtud se encuentra justo en el medio; entre lo demasiado mucho y lo demasiado poco...
Tras esta sentencia, me ordenó comer y descansar invocando mi voto de obediencia. En verdad mi cuerpo estaba desfallecido. Y, ciertamente, la antigua sabiduría monacal ha aprendido durante su peregrinación de siglos que los monjes mal alimentados, extenuados por la mala aplicación de la vida ascética llegan a perder la razón. Y el mismísimo demonio se aprovecha con ello de manera tramposa de lo que debería ser medicina contra él....

**********************
CONTEXTO HISTÓRICO:

Descubrir que Salamanca era tierra de nadie...

A finales del siglo X las tierras al sur del Duero estaban desoladas, los árabes se asentaban al sur de la línea imaginaria Coimbra, Toledo, Guadalajara y la mayor parte de estas tierras estaban  abandonadas a incursiones temporalesracias y cabalgadas que desde uno y otro bando arruinaban vidas y cosechas. Era tierra de nadie, refugio de aventureros, desierto estratégico entre ambas culturas, en palabras de D. Claudio Sánchez Albornoz.